Día: 5 febrero, 2019

MEDICINA EN ESPAÑA. DONDE EL ESFUERZO NO SE RETRIBUYE

Un médico de Atención Primaria en España, y por extensión en Asturias, tiene que concluir el Bachillerato con una nota sobresaliente, realizar una selectividad excelente, cursar una carrera de seis años, preparar el MIR y aprobarlo y, después, como mínimo, completar una residencia de cuatro o cinco años. Esto supone que pasan más de 12 años sumidos en unos estudios de alto nivel de exigencia y que no comienzan su verdadera vida profesional hasta los 30 años. Lo que les espera después no parece la panacea. «Demasiado esfuerzo y muchas exigencias para una retribución baja, sobre todo, en algunos servicios de salud», concluye el Consejo General de Colegios Oficiales que acaba de presentar un estudio comparativo, que analiza la brecha salarial por territorios y la pérdida de poder adquisitivo registrada en la última década.… leer más