Con sorpresa y por correo electrónico, recibo unos documentos encaminados a  poner clik´s y más clik´s en no se cuantísimas pestañas de un Programa de Prevención y Control del Tabaquismo en Atención Primaria.

Una vez más, me asombro de que mis funciones empiezan y acaban mirando una pantalla sin saber, apenas, a quién tengo delante y de tener que acometer unas acciones terapéuticas que no se quieren cuantificar en tiempo y, por tanto, hacer una programación de mi agenda, de más de 60 pacientes, para ver cómo diablos me puedo meter en tal embrollo; del cual no tengo ninguna duda respecto a su utilidad, salvando la parte burocrática que parece que es la única que les interesa (clik, clik).

Si nos ponemos serios y con MBE, un programa de evidente impacto en la salud de nuestros ciudadanos, no contempla el requerimiento de tiempo de la consulta del médico ni de la enfermera y, por supuesto, no hay órdenes de cómo encuadrarlo en las abultadas agendas con esperas de patologías agudas potencialmente mórbidas cuantificadas en días o semanas y con unos tiempos por paciente de impávida vergüenza. Con unas plantillas médicas indignantemente reducidas cuyas agendas se mueven en el bochornoso espectáculo de la rapidez, premura y aleatoriedad que a pocas gerencias y menos aún a cargos más altos preocupan lo más mínimo.

Una vez más -a esto lo deben llamar planificar-se echa sobre la primaria una carga de trabajo sin evaluar previamente las dificultades previas a la implantación de algo que ya debiera funcionar hace muchos años, pero que la deriva política cambió por la masificación de este nivel asistencial en aras de una calma sanitaria-social ficticia, debido a la inexistencia de planificación, organización y dotación de recursos que sigue empeorando día tras día.

La mecha ya está encendida, ciudadanos y médicos ya empezaron a reclamar calidad, calidez, organización y recursos para la A.P. La ineptitud de las medidas tomadas hasta la actualidad dan una medida muy correcta de las pretensiones de aquellos que nos mandaron, mandan,  planificaron y planifican con visión de futuro en escaños que no en salud poblacional porque, …ellos van por la puerta de atrás, no como 33/  aunque monten el teatrillo de la Comisión de Investigación sobre las Listas de Espera para no llegar a ninguna parte y, por supuesto, sin escribir ni un renglón de la Atención Primaria que se muere.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin