MEDICINA EN ESPAÑA. DONDE EL ESFUERZO NO SE RETRIBUYE

Un médico de Atención Primaria en España, y por extensión en Asturias, tiene que concluir el Bachillerato con una nota sobresaliente, realizar una selectividad excelente, cursar una carrera de seis años, preparar el MIR y aprobarlo y, después, como mínimo, completar una residencia de cuatro o cinco años. Esto supone que pasan más de 12 años sumidos en unos estudios de alto nivel de exigencia y que no comienzan su verdadera vida profesional hasta los 30 años. Lo que les espera después no parece la panacea. «Demasiado esfuerzo y muchas exigencias para una retribución baja, sobre todo, en algunos servicios de salud», concluye el Consejo General de Colegios Oficiales que acaba de presentar un estudio comparativo, que analiza la brecha salarial por territorios y la pérdida de poder adquisitivo registrada en la última década. El Principado no sale muy bien parado. No encabeza ni un solo ránking y en muchos de ellos aparece incluso a la cola.

Un médico de Familia asturiano cobra hasta 23.000 euros menos que un colega de Murcia

La jornada de 35 horas espera noticias de abril

Asturias suspende en atención psicológica a los enfermos de cáncer y sus familias

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin