Y el SAMU «pa» cuando.

Va a hacer casi un año que trabajadores del SAMU tuvimos una reunión con la Gerencia del SESPA (19 de abril 2018) donde expusimos una serie de reivindicaciones. No pedíamos el oro y el moro, no. Es mas a la otra parte, la contratante, todo le pareció de lo más racional y argumentado.

Prometieron hacernos propuestas y se habló del plazo de un mes para ponerlas encima de la mesa. Pasó el mes y no solo no lo hicieron sino que en la siguiente reunión (forzada por nosotros, se celebró a mediados de julio) se hicieron los nuevos.

El pago incentivado de la jornada laboral ordinaria realizada en festivos especiales  (tal y como sucede en otros estamentos del sistema sanitario o en otro colectivos dedicados a la emergencias) fue misión imposible. Con el incremento de la productividad fija, basada en que damos cobertura a varias áreas sanitarias de manera versátil y flexible y en que formamos parte de la puerta de entrada y de la atención inicial de códigos tan importantes para los ciudadanos de nuestra comunidad como el ictus  y  el corazón…tampoco les pareció a bien hacer ninguna propuesta.

Y aquí estamos casi un año después prácticamente en el punto de partida y con las mismas actitudes porque hace poco nos prometieron que nos llamarían a lo largo de la semana pasada para reunirnos y ¡ohhh sorpresa! de nuevo el silencio.

Qué fácil es dar palmaditas en la espalda…hacer promesas…decir cuanto se comprende una situación y que difícil comprometerse realmente y manteniendo la palabra… como dice una canción  el anillo (el del compromiso)…”pa” cuando.

Por eso aprovechando el ambiente festivo del Carnaval y parafraseando esa canción les preguntamos…y el SAMU “PA”CUANDO.

Compartir en redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print
Share on LinkedIn
Linkedin